El faro de Cabo de Palos

Uno de los lugares preferidos para todos los que amamos la costa murciana es sin duda el faro de Cabo de Palos. Yo no sé que tendrá el lugar, pero tiene algo especial que lo hace entrañable para mucha gente.

Ya Plinio el Viejo cuenta que sobre el promontorio rocoso sobre el que se asienta había en tiempos antiguos un templo dedicado al dios fenicio Baal  Hammon (Cronos para los griegos y Saturno para los romanos).

Como ya comenté en otro post, durante el siglo XVI se produjeron muchos ataques de piratas berberiscos en las costas murcianas, lo que dio lugar por orden de Felipe II, a la construcción de un sistema de torres vigías y defensivas entre la que destaca la Torre de Santa Helena en La Azohía. Pues un poco antes, durante el reinado de Carlos I, se construyó en ese mismo lugar  una torre llamada Torre de San Antonio que cumplía una labor similar.

En 1862 y pese a que la torre se encontraba en un estado de conservación satisfactorio, fue demolida y sus materiales utilizados en la construcción del faro actual, que se terminó de construir en 1864 concretamente el 18 de diciembre de ese año, tal y como consta en el acta de entrega de obra firmada por Juan Moreno Rocafull y Evaristo de Churruca, ingeniero jefe e ingeniero segundo respectivamente.

Si vas a Cabo de Palos es casi imposible no ver el faro, ya sea por su situación, en la parte más sobresaliente y rocosa del puerto pesquero de Cabo de Palos o por su altura que alcanza más de 50 metros.

Será por su altura, por su situación, por lo simbólico de los faros, será por el recuerdo de los calderos degustados cerca, no sé, pero me encanta el faro de Cabo de Palos.

Foto destacada: Oneras

This entry was posted in azohiacostacalida.com, Cartagena, Costa Cálida, Mar Mediterráneo, Murcia, Uncategorized and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *